Hoy termina una etapa y empieza otra en tu vida. Y has de prepararte para un mundo de competitividad, una vida creativa es una cuestión riesgosa. Seguir el propio curso, no trazado por los padres, pero siempre apoyado por ellos, por tu pareja o por las instituciones, implica un delicado equilibrio de tradición y libertad personal, un delicado equilibrio de ser fiel a uno mismo y permanecer abierto al cambio.

Sigue adelante. El próximo esfuerzo te dará nuevas alegrías